La Medianoche (e-bok)
Format
E-bok
Filformat
EPUB med Adobe-kryptering
Språk
Spanska
Utgivningsdatum
2012-06-15
Förlag
BookBaby
ISBN
9781623091538

La Medianoche

E-bok, Spanska, 2012-06-15
189 kr
Laddas ned direkt
Läs i vår app för iPhone, iPad och Android
- A la Medianoche -Es el testimonio personal de Javier Arzuaga, capelln en aquel tiempo de Casablanca, eran los primeros das de la revolucin cubana, una desgarradora crnica de aquellos primeros meses del ao 59 en la prisin de La Cabaa. Lo que yo escrib naci con espritu e intencin de testimonio. Un grupo de amigos cubanos vena insistiendo una y otra vez: Javier, esos recuerdos no te pertenecen, no tienes derecho a llevrtelos contigo cuando mueras, pertenecen a Cuba, son parte de su historia. Antes de sentarme a escribir, haba mantenido durante cuarenta y pico de aos mis recuerdos como encerrados en un bal con un sello que deca "e;Silencio"e; arriba. En parte por no dejar al descubierto los problemas ntimos de dudas e inseguridades que yo cargaba por aquellos das y en parte porque entenda que mis recuerdos rozaban las vidas de unos hombres que iban al paredn a ser fusilados.... Los protagonistas de lo acontecido en La Cabaa en aquel tiempo ramos tres: el que mora, el que mataba y yo, el payaso de Dios, queriendo dar de lo que no tena. ------Rugi la plvora,rugieron los hierros y las piedrasa la medianocheen el foso de los laureles. Murieron de golpe todos los relojes,lentamente y en silencio,se dispuso a morir el tiempo. Una a una se apagaron las estrellas,la luna se envolvi en una manta negra. Se abri el suelo y dej de existir el espacio. Ni derecha ni izquierda,ni arriba ni abajo,ni adentro ni afuera. Todo quieto, nada se mova,los muros y los rboles idos en el humo,el miedo navegando como una nube. Se llen de fantasmas La Cabaa. Eramos un ballet de fantasmasdirigido por la Muerte. De vaco en vaco,de silencio en silencio. A la medianoche. -----No creo que se plasme en realidad, pero me gustara regresar a Cuba. Y una vez en Cuba, antes que nada y ms que nada, me gustara subir a La Cabaa y convocar a rito de memorias llenadas de luz y de vida, sin tambores ni velas encendidas, a ngeles, duendes y fantasmas que deben seguir revoloteando, como gaviotas, sobre sus piedras oscuras, viejas, gastadas.
Visa hela texten

Kundrecensioner

Har du läst boken? Sätt ditt betyg »

Bloggat om La Medianoche